¿Debes tener cerradura antibumping?

Sin duda, por lo general es importante tener en la puerta de tu casa o negocio equipada con una cerradura de las llamadas antibumping. No olvidemos que los amigos de lo ajeno suelen entrar en las casas utilizando un método conocido como la técnica del bumping.

 

Es decir, si disponemos de una cerradura con este tipo de tecnología, los ladrones tendrán un serio problema si pretenden forzar la puerta, y nosotros un problema menos.

 

¿Una cerradura antibumping da más seguridad?

 

El concepto de seguridad es muy amplio, y toda respuesta tiene sus matices, pero de nuevo hay que afirmar que una cerradura antibumping supondrá un plus de seguridad.

 

La razón no es otra que la apuntada. Gracias a ella podremos impedir que los ladrones utilicen esta técnica, con lo que será mucho más complicado que fuercen la cerradura. O, lo que es lo mismo, fácilmente desistirán en su idea de robarnos.

 

Y ahora vienen los matices, puesto que el hecho de que nos proteja de este sistema de robo tan común no significa que sea el único que se utiliza. Así las cosas, estar más seguros no significa estar totalmente seguros.

 

Sobre todo, teniendo en cuenta que tenemos en nuestras manos soluciones más completas. Yendo a lo práctico, intentemos que nuestra cerradura no solo sea antibumping, sino también anti palanca, anti ganzúa y, a su vez, que no permita extraer el bombín.

 

Solo adquiriendo esta clase de cerraduras tan completas será posible estar especialmente tranquilos, puesto que, ahora sí, los ladrones tendrán obstáculos muy complicados de salvar para entrar en nuestra vivienda.

 

En el día a día de un ladrón, no vale la pena forzar una puerta con todas estas técnicas. Y el motivo es sencillo: tiene otras puertas esperándolo, y siempre le resultará más cómodo ir a por esas otras puertas más vulnerables. Será más rápido abrirlas, y el tiempo es oro cuando se trata de ser lo más rápidos posible con el fin de no ser descubiertos.

 

¿Qué cerradura antibumping elegir?

 

En efecto, leyendo la pregunta del epígrafe es fácil deducir que no todas las cerraduras antibumping son iguales. Sin entrar en tecnicismos, no sinteresa saber que las diferencias que más nos importan se refieren a su distinto nivel de seguridad.

 

Y, cómo no, los precios van en función de estos diferentes niveles de seguridad. Por ejemplo, aquellas que tengan un precio muy económico tendrán dicha funcionalidad, pero serán menos seguras que las de mejor calidad. O, lo que es lo mismo, que aquellas que tengan un mayor precio. Eso, siempre que no nos engañen con precios inflados.

 

Si queremos sacar conclusiones al respecto, observemos el número de pitones, y cuantos más tenga, más segura será. Lógicamente, una cerradura con un solo pitón será más fácil de forzar que otra que tenga 8, las más complicadas de abrir.

 

Por lo tanto, un precio ajustado en una cerradura antibumping de calidad será elevado por la razón que estamos explicando los cerrajeros de urgencia San Sebastian de los Reyes: la seguridad se tiene que pagar, si bien es una inversión que bien vale la pena. Razón por la que cada vez más casas disponen de este tipo de cerraduras.

 

Cómo comprar la mejor cerradura antibumping

 

Según lo dicho, ahorrar en la compra de estas cerraduras es un error. Por lo tanto, lo suyo sería adquirir un modelo que tenga distintas tecnologías, entre ellas la antibumping. Además, busquemos cerraduras anti ganzúa, anti taladro, anti extracción y anti rotura.

 

Idealmente, instalemos también un escudo acorazado de calidad, por ejemplo, aprovechando el cambio de cerradura. De este modo, los ladrones aún lo tendrán más complicado.

 

Otro aspecto a tener en cuenta es el ingenio de los ladrones para reinventarse una y otra vez. Ante el cambio de cerraduras, por ejemplo, cada vez más habitual, los ladrones se las ingenian poder entrar en viviendas y negocios a través de duplicados de llaves. Ante esto, podemos reaccionar nosotros también poniendo cerraduras con Key Control.

 

Se trata de un sistema que impide hacer copias de la llave a cualquiera, excepto al dueño, en este caso acudiendo a un sitio concreto e identificándose. Un sistema cada vez más demandado, en especial en puertas de por sí seguras, que incluyen tecnologías como las apuntadas.

 

¿Cuánto me costará una cerradura antibumping?

 

Los precios oscilan de los 25 euros a los 200 euros o más, aproximadamente. Incidiendo de nuevo en el consejo anterior, vale la pena invertir en ello, pues las económicas son las más sencillas.

 

En este blog te facilitamos las claves para adquirir los mejores modelos, y también puedes preguntar en tu ferretería de confianza con el objetivo de encontrar la cerradura que mejor se adapte a tus necesidades.

 

No podíamos finalizar este artículo sin hacerte una última sugerencia. En caso de querer más seguridad, además de lo explicado, instala una puerta acorazada para ponérselo aún más difícil a los ladrones. De nuevo, la seguridad se paga y, de hecho, son más caras que las puertas de madera convencionales. Pero también mucho más seguras y, tarde o temprano, eso se termina agradeciendo.